Toledo: Escapada perfecta para un fin de semana


Hoy voy a hablaros de una de las ciudades más bellas del mundo, representa una excelente opción como escapada de fin de semana. ¿Quién no ha soñado alguna vez con recorrer sus estrechas calles cargadas de historia y de leyendas? Toledo es realmente una ciudad asombrosa. Descubriremos algunos de los muchos encantos de esta ciudad.


Lo primero que encontrarás al llegar, si lo haces en coche, es una de sus panorámicas más hermosas, está emplazada en lo alto de un promontorio granítico, rodeada por el río Tajo que se encaja en la roca aislándola por el Este, Sur y Oeste. Desde allí ha vigilado durante siglos el acontecer de la historia.


Es imprescindible conocer su casco antiguo y la forma ideal de hacerlo es paseando. Nuestra visita comenzará en la Plaza de Zocodover, no sin antes tomar un café en la terraza El Foro y saborear algunos de sus dulces recién elaborados, tiene su propia pastelería, buenísimos, nos servirá para coger fuerzas para el resto de la mañana. Es necesario traer calzado cómodo y estar preparado para caminar.


La ciudad es Patrimonio de la Humanidad desde 1986, Bien Cultural por toda ella, por sus valores paisajísticos, por su entorno, por su río, los Cigarrales, las Vegas, su emplazamiento, sus miradores…todo en ella es hermosísimo, es una ciudad que uno nunca quiere dejar de visitar. Está llena de museos, iglesias, conventos y monasterios, puentes sobre el Tajo y pequeñas plazas escondidas entre callejuelas laberínticas que en algunos lugares de forma sorprendente se abren para contemplar el río que la rodea. Imprescindible conocer la Plaza de Santo Domingo, después de atravesar los misteriosos cobertizos y escuchar el silencio de los conventos en torno a ella, aquí también estuvo Bécquer y se enamoró de Toledo.



Continuamos callejeando por la ciudad, nos dirigiremos por la calle del Comercio y la calle Hombre de Palo hacia la plaza del Ayuntamiento para conocer una de las más hermosas catedrales del gótico europeo, construida en el siglo XIII, es necesario dedicar un tiempo a conocer su interior, visitar su claustro y pasear por sus cinco naves cubiertas por bóvedas de crucería ojival. La luz se difumina a través de sus enormes vidrieras de colores, fascina y ofrece un placer estético incomparable. Desde allí es fácil comprender todo el lenguaje expresivo del gótico, su espiritualidad ansiosa de luz con un permanente anhelo de elevación.


Volvemos a la realidad, avanzamos un poco más y nos dirigiremos por la calle de Alfonso X el Sabio hacia la plaza del Salvador y la calle de Santo Tomé, imprescindible para visitar el Museo del Greco y el Museo de Arte Contemporáneo, en la casa de las cadenas típica casa toledana del siglo XVI. Los fondos están compuestos por óleos, dibujos, litografías y esculturas de artistas como Beruete, Benjamín Palencia, Antonio López y Alberto Sánchez. Antes de dirigirnos a comer, podemos hacer un pequeño descanso y comprar el dulce típico artesano toledano, el mazapán en Santo Tomé, realmente exquisito, nada mejor para revivir los sabores de la ciudad una vez que estemos en casa. Tomaremos también unas cañas con excelentes tapas en el restaurante La Naviera, situado en una calle pequeñísima, la Campana, antes de llegar a la Iglesia de Santo Tomé, realmente acogedor. Para la comida podemos elegir, bien continuar tapeando o ir a conocer el mercado de San Agustín, en la plaza del mismo nombre, cerca de Zocodover. Allí podrás optar entre la diferente oferta gastronómica ofrecida en sus cuatro plantas. Es muy recomendable el restaurante que se encuentra en el sótano, Hope, allí comerás entre los restos de un aljibe medieval, es un entorno único y nada convencional sigue la filosofía del slow food con platos y vinos seleccionados aunando lo tradicional y lo ecológico.



Por la tarde, continuamos nuestro paseo por el centro de la ciudad. Si hay un lugar realmente encantador es el barrio de la judería, pasear entre sus estrechas y laberínticas calles y perderse en ellas es casi obligatorio. En esta zona están dos de las sinagogas más impresionantes que podemos ver en España. La primera de ellas, la de Santa María de la Blanca, fue construida por el pueblo judío en el siglo XIII y hoy sigue siendo la más hermosa y mayor del reino. La segunda, la Sinagoga del Tránsito, del Príncipe o de Samuel Leví se construyó en el siglo XIV. En ella se encuentra en su patio norte el jardín de la memoria del Museo, es realmente curioso, es una instalación sonora que recrea los sonidos de la vida en las callejuelas de la antigua judería, con voces en ladino, sonidos domésticos y públicos envueltos en melodía sefardita…realmente revive la experiencia de un paseo por la judería en los siglos XIV y XV ¡impresionante, tienes que visitarlo al atardecer!



Después de un largo día de caminata llegaremos al puente de San Martín, allí haremos un descanso, disfrutaremos de las fabulosas panorámicas sobre el río Tajo y podremos hacer fotografías del entorno. Está considerado como Bien de Interés Cultural desde 1921, Monumento Nacional, es de estilo mudéjar y fue construido en el siglo XIII. El puente es el punto de inicio o final de la Senda Ecológica del río Tajo, si aún quedan fuerzas para continuar es muy recomendable, su longitud es de apenas cinco kilómetros en una hora puedes terminar el recorrido, desde allí podrás contemplar la ciudad desde una perspectiva diferente. Finaliza en el Puente de Alcántara, Monumento Nacional también desde 1924, construido en época romana y reconstruido en el siglo X por Almanzor. Dos puentes dos leyendas… mejor deja que te cuenten “leyendas y mitos de Toledo” rutas guiadas.


¡Demasiada ciudad para un día! es agotador intentar ver Toledo en una sola jornada, lo mejor es quedarse todo el fin de semana en el Hotel Cigarral de Caravantes, dormir en una de sus habitaciones con terraza y vistas a la ciudad después de tomar una cena tranquila en su restaurante y unas copas en el café bar hasta altas horas de la madrugada…será inolvidable, regresarás.



Para finalizar nuestro viaje decidimos despedirnos de la ciudad desde el mirador del Valle. Desde ese lugar, al anochecer de un domingo de primavera comprendes que lo que hace que te seduzca más que el resto de ciudades del mundo no es sólo su historia y la enorme belleza de sus monumentos sino la atmósfera especial que irradia, su misterio…

Imagenes: Internet / web de turismo de Toledo


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

CEPA Castillo de Consuegra

CFGS Guía, Información y Asistencia Turística

Carretera de Urda, s/n. 45700, Consuegra (Toledo)

Telf: 925480612

e-mail: 45004880.cea@edu.jccm.es

 

  • facebook

Creado con Wix.com