CASCÁIS: Una semana en una playa trendy

En el post de hoy voy a hablaros de la última playa que visité en las vacaciones de hace algunos años, Cascáis, antigua villa de pescadores, muy cerca de Lisboa, hoy es una de las zonas más “cool” y con más glamour de Portugal junto a Estoril. Os contaré algunos de sus numerosos encantos.

Iniciamos nuestro viaje en avión desde Madrid llegando al aeropuerto de Humberto Delgado, muy próximo Lisboa. Desde allí nos dirigimos a la estación de tren que nos conducirá a nuestro destino final. Cascáis. Solo existe una única línea “Cais De Sodre - Cascáis” con lo cual es difícil perderse aunque no entendamos mucho el portugués. Aunque el tren es un poco antiguo el trayecto se hace entretenido porque bordea toda la desembocadura del rio Tajo y la bahía de Cascáis, ofreciendo unas vistas maravillosas del puente “Veinticinco de Abril “.

Antes de llegar al pueblo decidimos hacer una pequeña parada en el barrio de Belem y pasar el día allí conociendo sus principales monumentos. Imprescindible visitar el Mosteiro dos Jerónimos de estilo gótico manuelino s. XVI, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1983, sobre todo su claustro de enormes dimensiones y la famosa torre de Belem, también del siglo XVI, utilizada como puesto de vigilancia ante la invasión de navíos enemigos. Si decidís pasar todo el día aún queda tiempo para visitar el Padrao dos Descobrimentos, en el margen del río Tajo y degustar los famosos pastelitos de Belén de su famosa pastelería Pastéis de Belém, cerca del Monasterio, están elaborados de nata, hojaldre y canela con una antigua receta secreta ¡realmente deliciosos!

Continuamos nuestro viaje hacia Cascáis, los trenes pasan cada 20 minutos, no es necesario estar pendientes del reloj todo el día. Nos sentaremos en el lado izquierdo del tren, de esa forma podremos disfrutar de las maravillosas vistas del mar pues sigue la línea de la costa. Nada más llegar a Cascáis notamos lo cosmopolita que es, viajeros de todas las nacionalidades comparten el gusto por esta ciudad. Después de dejar nuestro equipaje en el hotel, comenzaremos a conocer la ciudad y a disfrutar de sus playas.



Para comenzar el día lo ideal es hacer un poco de ejercicio por el “paredón”, que comienza en la playa da Rainha junto al hotel “Albatroz” y con un paseo agradable llegar a las playas de Estoril, emplazamiento que pertenece al distrito de Cascáis y muy conocido por su famoso casino. Otra opción para conocer la ciudad haciendo algo de ejercicio es alquilar una bicicleta, que puede ser devuelta en diferentes puntos de la villa, podemos pedalear bordeando toda la costa empezando por la Marinha, lugar de atraque de las embarcaciones de recreo. Seguimos el paseo en bici y podemos pasar a visitar el Santa Marta Lighthouse and Museum, pequeño museo ubicado en un antiguo faro con una colección de ópticas y artilugios mecánicos antiguos de los faros. Curioso y con un encanto especial.


Avanzando un poco más nos encontramos con la Boca del Infierno, lugar de acantilados donde el mar ha hecho sus propios caprichos en la roca. Aquí nos detenemos y podemos comprar algunos recuerdos y las toallas que tan famoso han hecho a Portugal por un precio económico.


Continuando por el carril bici merece la pena tomarse un descanso en Casa de Guía, es una mansión del siglo XIX, rodeada de un gran jardín cerca del acantilado, que se extiende hasta el faro de guía. Reconvertida ahora en un lugar de ocio donde se puede comer estupenda carne en restaurantes como “Os Prazeres da Carne”, comprar ropa de conocidas marcas y tomarse una imperial, como se llaman así las cañas de cerveza, mirando ese inmenso Océano Atlántico. Si aún quedan ganas de pedalear, podemos continuar con la bicicleta hasta la playa de Guincho, ya a las afueras de Cascáis, lugar ideal para practicar surf, si eres decidido.


Si viajas en los meses de verano, de junio a agosto, de lo que vas a disfrutar más es de sus playas: Praia da Ribeira, da Rainha, da Conceicao y sobre todo de Praia da Duquesa, cerca del Palacio dos Duques de Palmela y de la Piscina Oceánica Alberto Romano, lugar ideal para darse un baño y nadar a salvo de las olas del océano y sobre todo con el agua bastante más caliente. Cerca de la piscina existe un chiringuito de playa muy recomendable, el Escotilha Bar, agradable, buena comida y preciosas vistas. Tienes que probar sus sándwich con bacón huevo frito y patatas fritas y su ensalada de frutas…ligerito con buena relación calidad precio en primera línea de playa.


Es preciso conocer el centro de la ciudad, visitar el mercado de comida que se hace los miércoles y sábados por la mañana en el centro…puestos con muchísimo colorido, con frutas y verduras muy apetecibles y finalizar el día tomando una copa en los numerosos pubs situados en la plaza central donde la mayoría de las noches nos veremos acompañados por grupos musicales que amenizan la velada.



Imágenes: Internet (Belén) y

Fotos (Cascáis)



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

CEPA Castillo de Consuegra

CFGS Guía, Información y Asistencia Turística

Carretera de Urda, s/n. 45700, Consuegra (Toledo)

Telf: 925480612

e-mail: 45004880.cea@edu.jccm.es

 

  • facebook

Creado con Wix.com