Americaneando en España, ¿por qué no?


A veces no hace falta cruzar el mundo para encontrar en tu propio país rincones absolutamente preciosos, en este caso, paisajes sorprendentes y auténticos como los que pude contemplar en la provincia de Cáceres y no muy lejos de mi lugar de residencia.

Si decimos Apalaches a todos nos viene a la cabeza esa gigantesca cordillera que se extiende por el noreste de los Estados Unidos. Pues bien, aunque pueda resultar un poco extraño, aquí en España concretamente en la comarca extremeña de Las Villuercas también tenemos Apalaches y de hecho desde hace un par de años estas antiguas formaciones paleozoicas forman parte del Sendero Internacional de los Apalaches. Un proyecto senderista que pretende unificar todas las zonas del planeta que tienen este tipo de montañas: Estados Unidos, Canadá, Groenlandia, Irlanda, Escocia, Gales, Noruega, Francia, España, Portugal y Marruecos.

Mi escapada en moto a la comunidad extremeña comenzó en Cañamero dónde tuve el alojamiento por cierto muy peculiar en un complejo rural en plena naturaleza dónde una pareja de empresarios madrileños decidieron emprender allí su aventura como hosteleros en turismo rural. Cañamero tiene en sus alrededores el río Ruecas y muestras de pinturas esquemáticas rupestres que también pude contemplar.

Este Geositio está integrado en la red Nacional de Geoparques y en concreto éste se denomina Geoparque Villuercas Ibores Jara. En toda la zona se han desarrollado varios centros de interpretación que pertenecen a toda la infraestructura que se ha creado en torno al interés geológico, arqueológico y natural que ha despertado la zona desde hace unos años unido al impulso que se le ha dado al turismo.

En el viaje pude contemplar varias piscinas naturales muy frecuentes en toda la zona, en concreto en Castañar de Ibor dónde puedes darte un baño ó pasar el rato contemplando la maravillosa frondosidad de sus arboledas y escuchar el agradable sonido del agua en un atardecer caluroso de septiembre.

Pero sin duda lo que puedo destacar de este viaje fue la subida al Pico de las Villuercas ó también llamado Risco de las Villuercas singular en todos sus aspectos. Es uno de los parajes más hermosos de Extremadura y más llamativo porque además sigue la dirección opuesta al resto de los sistemas peninsulares.

Pues bien, mi aventura consistió en alcanzar la cima del pico dónde existe una base militar (hoy día cerrada) y diversas instalaciones de telecomunicación además de un helipuerto. Se puede ascender utilizando la pista asfaltada que durante 11 kilómetros debes seguir para llegar al final y dónde se alcanza la altura de 1600 metros , la cumbre más elevada situada en las estribaciones de los Montes de Toledo.

Desde arriba el paisaje es sorprendente y espectacular. Después la bajada tiene una pendiente considerable pero se puede aprovechar para contemplar desde la lejanía el principal centro artístico y cultural de la comarca, Guadalupe. La pista asfaltada termina en la ermita del Humilladero un coqueto templete mudéjar que se puede contemplar descansando de la abrupta bajada que dejan atrás senderistas, ciclistas, moteros y demás aventureros viajeros…....

Punto geodésico en la cima del Pico de las Villuercas

El fin del viaje y para rematar mi motera aventura americana , en la ruta de vuelta incluí la visita al pseudo Cañón del Colorado pero en versión toledana…..sí , como lo oyes¡¡¡¡¡¡¡ uno de los parajes más espectaculares y desconocidos del interior de la península Ibérica. A unos 30 kms. de Toledo llegas por una pista polvorienta entre olivares y tierras de labor hasta las Barrancas, dónde puedes contemplar unos cortados arcillosos de color rojizo que se alzan hasta 100 metros sobre las aguas del río Tajo.

En 2013 Coca Cola hizo su spot publicitario en este lugar y aquella difusión en los medios de comunicación ha convertido el pequeño pueblo de Burujón en un constante ir y venir de viajeros que cruzan de acá para allá buscando el acceso a las Barrancas, teniendo incluso que habilitar ciertas zonas de parking para poder dar cabida a los vehículos que hasta allí se desplazan, por supuesto con el consiguiente malestar de los ecologistas reacios a hacer propaganda del lugar para evitar la afluencia masiva.

¡ En fin, pequeñas y cortas aventuras que en poco espacio de tiempo hacen que me reafirme en la idea de que este país turísticamente hablando es inagotable, sólo hay que ser a veces como los ratones de biblioteca para descubrir pequeños tesoros y disfrutarlos con tus propios ojos, ó como se dice ahora “practica turismo experiencial y cuéntalo”.

Mª Nieves Rguez-Camuñas Lara


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

CEPA Castillo de Consuegra

CFGS Guía, Información y Asistencia Turística

Carretera de Urda, s/n. 45700, Consuegra (Toledo)

Telf: 925480612

e-mail: 45004880.cea@edu.jccm.es

 

  • facebook

Creado con Wix.com